Challenger School

Belleza de la Lactancia Materna – Las Bendiciones A veces Vienen de Dos en Dos

0

Comparta su historia en la belleza en el Proyecto de Lactancia Materna

Cada Lunes, estamos compartiendo historias de las historias personales acerca de la lactancia de las madres en todo el estado de Utah, en cooperación con Beauty in Breastfeeding Project( Proyecto de la Belleza de la Lactancia Materna). Read our earlier article para obtener más información sobre esta iniciativa que celebra a las madres lactantes. Para compartir su propia historia, visite www.beautyinbreastfeedingproject.com.

Yo siempre había querido tener hijos, pero a la edad de 42, estaba resignada a la imposibilidad. Yo no había estado casada, y no había encontrado un compañero digno y dispuesto. Yo estaba sola y planeando  permanecer de esa manera. Entonces, de la nada, me reencontré con un hombre que había conocido cuando tenía veinte años, y en un lapso de seis meses, yo estaba haciendo planes para mudarme de California a Utah a vivir con él.

Justo antes de la mudanza, empezamos a hablar de tratar de tener un bebé, y luego¡ BAM!: nos enteramos de que estaba embarazada con gemelos. Si bien es cierto, siempre es una sorpresa la idea de dos bebés, no podía pretender estar verdaderamente sorprendida. Mi papá es un gemelo, y hay otros gemelos en mi familia. Yo también soy una madre mayor, y eso hace que los gemelos sean más probable. Lo que sí fue una gran sorpresa fue que las niñas resultaron ser probablemente idénticas -que no responde a las leyes de la herencia, ni tiene nada que ver con la edad materna. De hecho, es básicamente sólo una casualidad, lo que se sentía como un regalo del universo- Así estaba siendo recibido.

Me acordé de un viaje que había hecho a los Andes en Perú varios años antes, cuando un chamán me había dicho que iba a llegar a tener dos hijos … pero no por mucho tiempo. En ese momento, yo era escéptico de su historia, pero resultó ser correcta. Y tuvimos mucha suerte con nuestras chicas, Phoebe y Eliza. Quedé embarazada rápidamente; estaban sanas; Nacieron a buen término; el nacimiento fue sin problemas.
La lactancia materna resultó ser un problema técnico. Yo sabía que amamantar gemelos sería un desafío, así que me preparé. Leí todos los libros, estudié minuciosamente las recomendaciones de “La Leche League”, y estaba decidida a amamantar a las dos tanto como sea posible. Pero por ser gemelas, ambas eran pequeñas , pesaban alrededor de 5 libras-y las enfermeras y el pediatra me instaron a complementar con fórmula para conseguir aumentar su peso. He pasado por diversas fases en sus primeras semanas intentándolas amamantar de manera exclusiva, pero nunca parecían tener suficiente. Tenían hambre costantemente, una estaba llorando , mientras yo alimentaba a la otra. De esta forma, siempre una de mis pequeñas estaba histérica.

Pasé la mayor parte de todos aquellos días en el sillón del cuarto de los niños, pidiendo  a mi esposo y a mi madre que me trajeran agua y comida. Retuve esfínteres; No me lavaba los dientes ni me duchaba. Tuve dos consultores de lactancia sobre la marcación rápida, y dejé que todo el mundo viera mis senos porque simplemente no me importaba; Me moría de ganas de dejar de usar la fórmula. Intenté todo para conseguir  aumentar mi producción de leche: los suplementos de alholva, té de leche de la madre, la harina de avena y cerezas secas, agua, agua y más agua,hasta el bombeo incesante. Hice contacto piel a piel  y les dejé el confort-y cuidado siempre que expresan la más mínima necesidad, durante las 24 horas del día.
Por último, una gran especialista en lactancia llamada Rebecca me dio permiso para dejar de intentar con tanto rigor. Estas chicas son muy dados, y yo no soy un gran productor, por cualquier razón. La buena noticia es que casi han duplicado su peso en sólo ocho semanas. Todavía estoy amamantando, y yo estoy comprometida a pegarlas durante el primer año, pero también estoy en paz con el uso de la fórmula como complemento. Y mientras que la perfeccionista  que vive en mí todavía se preocupa de que no estoy haciendo lo suficiente para amamantarlas exclusivamente, mi lado realista sabe que estas chicas siempre van a ser atendidas, y eso es lo que importa.

destacados

About author

No comments

Chicken with Spinach & Apple

Apples and spinach are at their seasonal peak, abundant at farmers’ markets and grocery stores. Quick and easy, kid-friendly meals that are delicious and nutritious ...