Challenger School

Papas Tiernas y Judías Genovesas Verdes

0

La primavera es un tiempo para volver a conectarse con la tierra, y qué mejor manera que combinar patatas tiernas con pesto genovés. Tradicionalmente el pesto”a la Genovesa” se hace con pasta, por supuesto, patatas, judías verdes y pesto. Para un plato más ligero, estamos presentando una de las primeras gemas jardín, patatas tiernas de la primavera con un pesto único.

Algunos cocineros todavía preparan el pesto genovés, también conocido como salsa de albahaca genovesa, de la forma tradicional mediante el uso de un mortero (una piedra pesada o cuenco de madera dura y un pedazo de palo para moler y triturar ingredientes), pero para la mayoría un procesador de alimentos es más rápido y más conveniente. El pesto, que se originó en Génova, en la región de Liguria, en el norte de Italia, es una manera única y maravillosa para servir patatas, así como las pastas. La palabra en sí parece derivar del italiano “pestare”, lo que significa machacar o triturar.

Este pesto se prepara con albahaca fresca y espinacas “baby”. Al incluir las espinacas, se obtiene un impulso extra de vitamina C y hierro, además de que lo acerca a consumir su meta diaria de vegetales. Las recetas de pesto, típicamente requieren piñones , nueces, semillas de girasol, que le dan una textura ligeramente crujiente. Las semillas de girasol están cargadas de proteínas, ácidos grasos esenciales linoleico, fibra, vitamina E, selenio y fitoesteroles, que ayudan a reducir el colesterol en la sangre. Mantenga las semillas de girasol en un recipiente hermético en el refrigerador debido a su alto contenido de grasas poliinsaturadas.

Las papas tiernas, que tienen pieles finas y una textura crujiente, son patatas jóvenes cosechadas entre abril y julio. A diferencia de sus homólogas, tienden a mantener su forma, lo que las hace perfectas para las ensaladas. Además, son un poco más dulces porque su azúcar aún no se ha convertido en almidón. Al comprar papas tiernas, opte por las que se ven firmes, con la piel seca, lisa, sin manchas – piel ligeramente escamosa está bien-. Guarde sus patatas tiernas sin lavar en un lugar seco, fresco, oscuro y bien ventilado y asegúrese de cocinar dentro de unos pocos días.

Este plato inspirado en Génova, tiene una generosa cantidad de judías verdes, pesto y ajo, gran protector contra el cáncer. Si prefiere usar menos pesto, guarde algunos para esparcir en el pan para sándwiches o bocadillos con palitos de zanahoria. Este plato fragante combina muy bien con pollo asado a las hierbas para preparar una comida muy sabrosa y nutritiva.

Papas tiernas y judías genovesas verdes:

2 tazas colmadas de hojas de albahaca fresca y firmes  (4 oz pkg. Remover tallos, si tiene).
½ taza de queso parmesano rallado.
¼ de taza de semillas de girasol tostado ligeramente (o nueces o piñones picados).
2-3 dientes de ajo grandes.
2 cucharadas de aceite de oliva  extra virgen.
4 cucharaditas de jugo de limón fresco.
2 tazas de espinaca bebé, bien compactas.
1 ½ lb. de pequeñas papas tiernas, sin pelar, cortar por la mitad (o en cuartos si son grandes), en trozos de 1 pulgada.
3 tazas de judías verdes cortadas frescas o congeladas, trozos de 1 pulgada.
Sal y pimienta recién molida.

En una olla grande, poner a hervir 3 cuartos de agua.

Para el pesto, en el tazón de un procesador de alimentos, agregue la albahaca, queso, semillas de girasol, ajo, aceite y jugo de limón. Mezcla hasta que quede suave, 1-2 minutos , raspando el bowl 2-3 veces. Dejar en un recipiente cubierto.

Añadir las espinacas al agua hirviendo y cocine hasta que se ablanden, 1 minuto aproximadamente. Usando una cuchara ranurada, transfiera las espinacas al tazón del procesador de alimentos.

Añadir las papas y judías verdes a la olla y cocine durante 10 minutos.

Mientras las papas y frijoles se cocinan, termine el pesto mezclando espinacas con pesto en el procesador de alimentos hasta que quede suave. Cubrir y reservar.

Cuando verifique con el tenedor que las papas estén tiernas, escurra las patatas y  las judías verdes en un colador y retornar a la olla. Añadir el pesto y mezclar suavemente. Sazone al gusto con sal y pimienta. Sirva caliente o frío.

Rinde 6 porciones.

Por porción: 223 calorías, 10 g de grasa total (2,5 g de grasa saturada), 28 g de carbohidratos,
8 g de proteínas, 5,5 g de fibra dietética, 145 mg de sodio.

destacados

About author

No comments

Faux Injuries

On Friday, I was phoned by Jadden’s summer camp and informed that he had injured his ankle/foot. I wasn’t terribly worried. Jadden does injuries—lots of ...